Monte Verde, encuentros y desencuentros - Dr. Mario Pino


Versión para impresiónEnviar a un amigo

El Doctor Mario Pino, Geólogo, académico y Decano de la Facultad de Ciencias de la Universidad Austral de Chile, cautivó a los asistentes del Café Científico relatando anécdotas del descubrimiento y más de 30 años de estudio del sitio arqueológico más importante de América. Monte Verde se encuentra a sólo 35 kilómetros de la ciudad de Puerto Montt, y fue declarado Monumento Histórico en 2007.

El sitio arqueológico fue habitado por clanes de unas 20 personas que cazaban en los alrededores y utilizaban herramientas de piedra para el sustento y supervivencia. En el sitio se conservan tallados en madera, restos de animales extintos, vestigios de chozas, algas y hierbas, que confirman que el sitio fue creado por seres humanos más de mil años antes que ningún otro sitio en América.

Durante el Café Científico, el Dr. Mario Pino narró y mostró en fotografías la historia del descubrimiento del sitio, los esfuerzos que significó escavar desde 1978 hasta 1987, y cómo ha ido evolucionando el conocimiento a medida que nuevos métodos y tecnologías se han ido incorporando, “con las condiciones que existían en esa época no había mucho para hacer ciencia, cuando encontramos los bollos de boldo (que masticaban con fines medicinales) para conservarlos tuvimos que guardarlos en alcohol de quemar, y logramos rescatar uno de los tres que encontramos”.

Contó también la historia cuando los campesinos encontraron los huesos de un Gonfoterio (animal tipo mastodonte) que quedaron al descubierto y que varios años más tarde lograron identificar en la Universidad Austral. Luego de exponer las muchas evidencias, restos, artefactos y herramientas encontradas, el expositor relató el importante momento en que lograron demostrar y convencer a otros investigadores de derribar la antigua teoría de los originarios del poblamiento de América (paradigma Clovis), instaurando la nueva data de 12.500 a 13.000 años atrás.

Con respecto a la búsqueda e intercambio de alimento entre clanes, el Dr. Pino explicó “si traían boldo desde 500 kilómetros de distancia, no me extrañaría que trajeran cosas de aún más lejos, estas personas son mucho más complejas en su cultura de lo que uno se imagina”.

Bajo la organización de la Fundación Monte Verde, se proyecta la construcción de un centro de visitantes de gran calidad, con un museo que permita mostrar la historia del sitio. Según señaló Pino, el proyecto del Museo Arqueológico Monte Verde está hecho, con todas las consideraciones que ello involucra, salvo que por el momento no se cuenta con el financiamiento que la obra requiere para su construcción. Este museo, cumpliría funciones culturales y científicas de nivel mundial, y sería un aporte a la identidad de Puerto Montt.