Mitos y realidades de los cultivos transgénicos - Miguel Ángel Sanchez


Versión para impresiónEnviar a un amigo

Un éxito fue el Café Científico de Puerto Montt “Mitos y realidades de los cultivos transgénicos” dictado por el Dr. Miguel Ángel Sánchez. En esta ocasión, el desconocimiento en torno a los cultivos transgénicos causó gran interés en los asistentes quienes realizaron numerosas consultas.

Miguel Ángel Sánchez es Biólogo con mención en Bioprocesos, y Doctor (PhD) en Ciencias Biológicas con mención en Genética Molecular y Microbiología y actual Director Ejecutivo de ChileBIO, asociación gremial que agrupa a compañías desarrolladoras de biotecnología agrícola.

El Dr. Sánchez, explicó que a diferencia de otros tipos de técnicas de mejoramiento genético de vegetales (cruces dirigidos, mutagénesis, otros), donde cientos de modificaciones genéticas ocurren, y las cuales han sido utilizadas hace cientos de años, en un cultivo transgénico sólo se modifica un gen específico (o algunos genes), para mejorar una característica determinada, incorporándolo por medio de técnicas de ingeniería genética. El expositor agregó que “casi todos los vegetales que consumimos hoy han sido modificados genéticamente por alguna técnica de mejoramiento genético vegetal. Por ejemplo, el brócoli y la coliflor fueron creados por el hombre mediante cruces dirigidos, no existían en la naturaleza, al igual que el maíz, el trigo, etc”.

 “Actualmente se comercializan a nivel global y consumimos alimentos derivados de sólo cuatro cultivos transgénicos: la soja, el maíz, el algodón y la canola”. El Dr. Sánchez explicó que a diferencia de lo que la ciudadanía cree, os tomates, cebada y trigo transgénicos, entre otros, no existen porque no están disponibles en el mercado, sólo se encuentran en etapa de investigación y desarrollo. Además, agregó que “sobre el 80% del algodón que se produce en el mundo es transgénico, y cerca del 35% del maíz y el 75% de la soja también, por lo tanto, la gran mayoría de la ropa que usamos y muchos productos alimenticios procesados que contienen derivados del maíz y la soja (como galletas y cereales) son parte de nuestra vida cotidiana y nunca se ha dudado de su seguridad”.

En este sentido, en relación a los temores que existen de consumir alimentos transgénicos, el Dr. Sánchez afirmó que “no existen casos reales de peligros a la salud por consumir alimentos derivados de cultivos transgénicos que se comercializan actualmente. Además cada cultivo transgénico debe pasar por una serie de evaluaciones (alergia, toxicidad, otros), a las cuales ningún otro tipo de alimento es sometido. Así, si un cultivo transgénico y sus alimentos derivados no pasan una de estas etapas, entonces el producto no se comercializa”.

Por su parte, se comentaron algunas de las características en que se está trabajando para mejorar genéticamente los cultivos y que se espera se comercializarán en los próximos años, como los cultivos transgénicos tolerantes a la sequía y aquellos con mejoras nutricionales. Finalmente, el expositor invitó a quienes no entienden o no creen en los cultivos transgénicos a buscar información fidedigna en las fuentes adecuadas, para hacer un análisis crítico y formarse una visión integrada de esta temática.